Alta costura francesa en la Feria de Moda-Vintage en Madrid


La moda vintage vuelve al Palacio de Santa Bárbara aunque esta vez de la mano primeras marcas de lujo en la 9º edición de la Feria de Moda-Vintage en Madrid. Arturo Resel, director del evento, explica cómo la Feria Vintage nació para diferenciarse dentro del mundo de la moda mediante la compra y venta de artículos que son piezas de coleccionista. “Tenemos prendas de gran valor histórico”, comenta Arturo, “nuestra pieza más antigua es un bolso en piel de serpiente de 1870″.

Sin embargo, el toque de distinción de la feria ha sido la exposición de alta costura francesa, Haute Couture Francaise, con piezas únicas de Yves Saint Laurent, Chanel y otros diseñadores franceses que han conseguido traer la moda del siglo XX hasta el centro de Madrid. Diseños que muestran una armonía entre la elegancia francesa y el trabajo del bordado que hay en cada detalle de los vestidos.

Johan Luc Katt, diseñador y creador de la firma de bordados y complementos, muestra sus creaciones junto a la exposición y explica cómo desde hace 25 años crea colecciones hechas a mano con materiales de cristal, hilo, azabache y plumas, entre otros. “No hacemos repeticiones”, comenta Johan Luc, “tenemos piezas del siglo XIX y de los años 20 en las cuales nos inspiramos para crear los bordados y complementos”. Desde clutchs hasta fajines para vestidos de novia y turbantes, la firma de Johan Luc no trabaja para particulares, sino que trabaja para grandes diseñadores como Ascot, Dafnis o Lorenzo Caprile. Aunque su gran éxito también reside en las colecciones para novia. “Estamos detrás del biombo, y lo que más se demanda dentro de nuestras colecciones son los bordados y los complementos para novia”.

Las dos plantas del Palacio de Santa Bárbara se han convertido esta vez en un espacio donde se une la pasión por el arte, la moda, y el lujo. “La feria gana en calidad y calidez”, comenta Arturo, “nos diferenciamos por tener piezas tan exclusivas como un vestido de la rentré de Coco de 1961 que ya nos lo han quitado de las manos, y también ropa de los años 70 y 80 de la marca Lois”. También la marca de Sabine, Bines&Vintage ha vuelto a mostrar sus colecciones en esta edición, junto a otras firmas como Allianto, Freak Team o Alballuri con tocados, bolsos, carteras y complementos que se han sumado al toque vintage de la feria. “Nuestros precios son uno de los puntos fuertes de nuestras ferias”, comenta Arturo, “tenemos un bolso de Prada que marcaba 1350 y ahora está en 250 euros”.

Sin duda, la 9º edición de moda Vintage ha sido una oportunidad para conocer más a fondo aquellas piezas que son atemporales y que se convierten con el tiempo en prendas de gran valor por la calidad de los materiales y el valor añadido de la marca de lujo que las creó.

If you liked it