Oscar de la renta: glamour, estilo, feminidad


Cincuenta años en el mundo de la moda no son fáciles de resumir y más si se han vivido con la intensidad y el éxito que acompañó durante su trayectoria a Oscar de la Renta. Glamour, estilo y feminidad son las palabras de las que se valió De la Renta utilizó para vestir durante medio siglo a las mujeres más simbólicas de la época. El dominicano, como si hubiera nacido para el diseño, desde sus inicios estuvo seguido por una estrella. Una estrella que le llevó, en 1951, a cruzar el Océano Atlántico para estudiar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en España. Su entrada definitiva en este mundo fue como aprendiz de la mano Balenciaga, no pudo tener mejor profesor para convertirse en un grande la moda. Esta estrella no solo para España y le lleva, como no, a la capital de la moda con mayúsculas, París, para continuar aprendiendo al lado de Antonio del Castillo, entonces Director Creativo de Lanvin, para quien trabajó entre 1961 y 1963.

Oscar de la Renta vuelve a cruzar “el charco” para llegar a Nueva York, donde comenzaría su leyenda. Pero como en todas, la leyendas no sería tal sin un mentor que la inicie y la grandeza de la mentora de Oscar De la Renta es digna de la historia que siguió al diseñador, Diane Vreeland, que aconsejó a Elisabeth Arden que contratara al joven diseñador. Breve sería la relación de Oscar de la Renta con Arden pues en el año 1965 inicia su camino en solitario y nace la casa Oscar De la Renta y solo dos años tardaron en llegarle el reconocimiento por su trabajo y consigue el premio Coty Award por su colección Road of Spice.

Junto con una mentora el diseñador tuvo su musa que le llevó a las portadas de las revistas, otra gran y poderosa mujer Jackie Kennedy sería la que representaría el estilo del diseñador durante sus inicios. Estados Unidos sería el país que llevaría a la fama a Oscar De la Renta, pero, como no podía ser de otra forma Francia lo catapultó a la alta costura como director creativo de Pierre Balmain puesto en el que estuvo hasta 2002.

El gusto por la elegancia de Oscar de la Renta es visible en la pasarela y en la alfombra roja, donde las cara más destacadas han llevado sus vestidos. Imposible de olvidar el impactante vestido que Sarah Jessica Parker lució la pasada edición de la Gala del Met plasmado en la cola del vestido, con el sello De la Renta, pero son muchas más las que han sucumbido a los encantos del diseñador como Penelope Cruz o Nicole Kidman. La estrella que llevó a Oscar De la Renta de la República Dominicana a España, luego a París y después a Nueva York este año le ha llevado al sitio en el que están las estrellas el cielo.

Student: María Rodríguez
If you liked it