Experiencias de nuestros alumnos en Cibeles y Arco

Me llamo Marieta Zubeldia y estoy haciendo el Título de moda al mismo tiempo que estudio segundo de Periodismo. Me encanta la música, el arte, el cine y, evidentemente la moda. Por eso esta semana ha sido de lo más intensa, este viernes 18 de febrero empezó ARCO y la Semana de la Moda de Madrid.

Por la tarde fui a la feria de arte contemporáneo y después me acerqué al pabellón de al lado para ver el desfile de Lemoniez. ARCO debería ser una cita obligada para todas las personas, tanto si les gusta el arte como si no. Al haber tal concentración de obras juntas, descubres un millón de perspectivas para ver lo que te rodea, lo cual hace que visitar esta feria sea una experiencia bastante enriquecedora.

Una vez en Cibeles, Fernando Lemoniez presentó su colección. Muy elegante, sobria –casi monacal- pero más de lo mismo. Lo de siempre, Lemoniez no arriesga nada porque todo lo que saca le funciona. Lo mejor del desfile fue el cierre: en vez de salir el carrusel con todas las modelos seguidas, una detrás de otra, empezaron a salir desde diferentes puntos de la pasarela, de tal forma que tenías que mirar a todos lados porque ninguna parecía seguir un orden concreto.

Al día siguiente no fui porque, de los desfiles que había, salvo Amaya Arzuaga, no me llamaba ninguno. Francis Montesinos, Victorio & Lucchino, Hannibal Laguna… Farándula pura. Diseñadores consolidados como éstos o Roberto Verino y Jesus del Pozo deberían dejar su espacio en Cibeles para dar paso a nuevas generaciones muy punteras, puesto que con El Ego no es suficiente porque cada edición seleccionan a diseñadores diferentes y muy pocos repiten.

El domingo todo el mundo coincidió en que era el mejor día. Por la mañana Ailanto y Davidelfín. Me quedé dormida y no llegué a verlos. Después estuve viendo el de Kina Fernández desde el backstage. No estuvo mal. El mejor fue sin duda el de Ana Locking. Como lleva haciendo desde algunas ediciones, el principio de la colección bebía un poco de la anterior, en cuanto a colores, telas y formas. La música estuvo muy bien escogida: algo de The Knife y un poco de Crystal Castles. A este desfile acudieron amigas de Ana, como Annita Rodríguez, Carmen Lomana o la presentadora de Pekin Express Raquel Sánchez Silva.

Después de Ana Locking le tocó el turno a Juanjo Oliva. La colección empezó un poco floja, pero al final cerró con unos cuantos vestidos largos en verde aguamarina, negro, amarillo mostaza, gris… Marina Pérez cerró con el amarillo mostaza, que llevaba un miriñaque y causó sensación entre el público.

El de Sita Murt es el desfile que acabo de ver. Ha presentado un look muy urbano, con tonos neutros: maquillaje, blanco roto, gris… una paleta cromática muy otoñal y en sí, una colección bastante comercial, nada del otro mundo.

El miércoles se acaba Cibeles con los desfiles de El Ego, aquellos a los que debemos estar más atentos, pues son el futuro de la moda española.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>