IV Fashion Intelligence Symposium


Los frutos maduros de la primera promoción de CGModa en Nueva York

Que la moda aporta un sinfín de utilidades y recursos sociales lo sabemos desde que Veblen y Simmel nos lo explicaron con razonamientos y ejemplos. Pero que podía llegar a ser tan útil a las mujeres en el espacio laboral, lo hemos ido descubriendo a golpe de vida práctica.
Los artefactos de los que nos servimos hoy en día para conseguir alcanzar nuestros sueños profesionales, son variados y todos ellos se ponen al servicio de la marca personal, para conseguirlo.

Fashion in the Work place fue el tema elegido este año por Murray Hill Institute para el cuarto encuentro anual en el Fashion Institute of Technology de Nueva York. De esta colaboración con el departamento de Moda del Centro Universitario Villanueva ya han salido muchos proyectos de éxito, pero quizá este Simposio sea el que mayor interés tenga en términos de reflexión sobre el papel que la moda ocupa en una sociedad donde el trabajo ocupa un lugar central.
La mujer, incorporada a la arena laboral a lo largo del siglo XX ha visto cómo su vestidor evolucionaba desde la adaptación más convencional del sastre masculino a su figura, hasta una silueta más libre y adaptada a sus condicionantes y aspiraciones. Precisamente de la reflexión sobre estos aspectos versó la Jornada celebrada en el FIT el pasado sábado 28 de Abril de 2018.
Tras la sesión inaugural de bienvenida por parte de la profesora Joanne Arbuckle, adjunta a la Dirección para los programas de colaboración con la Industria de la Moda del Fashion Institute of Technology, ese día, se dieron cita profesionales de la talla de Chantal Russell, Fundadora y CEO de la consultora SilverChair Partners, Melissa Norden, Executive Director de Bottomless Closet, Karen Tai, Fundadora y CEO de OnePointSix y Carla Vázquez Jones Directora de Comunicación de Delpozo. Carla, además, es gradudada de la primera promoción de Comunicación y Gestión de la Moda en el Centro Universitario Villanueva.
Allí estuvimos para acompañarla y celebrar los frutos maduros que siempre llegan, con el trabajo bien hecho. Enhorabuena, Carla!

Escribe: CGModa

Si te ha gustado