COSTA BRAVA, 2. 28034 MADRID

Viaje a París para conocer los vínculos entre moda y arte

Entre el 19 y el 22 de enero, los estudiantes de 2º de Comunicación y Gestión de Moda estuvieron en la ciudad de Moda por excelencia: París. Este viaje de estudios se centró en visitar cuatro magníficas exposiciones de moda en museos que en sí mismos ya son obras de arte.

La exposición Coututissime que realiza un recorrido por la labor creativa de Thierry Mugler a lo largo de su vida, coincidió en el tiempo con su fallecimiento a los 73 años. La calidad de las piezas y una puesta en escena impactante llenó de emoción a las estudiantes que pusieron en práctica todos sus conocimientos aprendidos en asignaturas como Historia del Traje, Arte y Moda, Cine y Moda. Todo un lujo experiencial.

Precisamente en el Museo Galliera, el más reconocido y especializado en Moda de la ciudad de París, pudimos apreciar con gran deleite una Historia de la Moda realizada bajo la dirección de la española Miren Arzalluz, actual directora del museo con sede en el precioso Palacio Galliera. Coincidimos en fecha con la exposición 100 años de VOGUE París, que de nuevo fue una gran oportunidad de contrastar y aprender de la relación entre cultura, en sentido amplio, y moda en una revista que ha estado a la vanguardia de la creación artística desde su origen.

La visita a la Fundación Louis Vuitton permitió seguir profundizando en las alianzas entre la industria de la moda por parte de un gran grupo como LVMH y colecciones de arte moderno de mecenas privados como la actual exposición temporal de la familia Morozov. Ubicado en el misterioso bosque de Boulogne, el edificio que emula un iceberg es obra de Frank Gerry el autor del Museo Guggenheim de Bilbao.

En la mañana de nuestro regreso a Madrid, el grupo visitó la Colección Pinault en la zona “des Halles”, actualmente llena de vida gracias al esfuerzo de gentrificación que se llevó a cabo en el último lustro. Una selección de las más de 100.000 obras que posee François Pinault, fundador del imperio de moda Kering junto con los trabajos de artistas invitados y un espacio absolutamente evocador, hizo que las estudiantes descubrieran nuevas dimensiones del arte posmoderno. El edificio de la antigua Bolsa de intercambio de cereales, con una escalera en espiral única en el mundo y una gran nave central circular fue remodelado por el estudio del arquitecto japonés Tadao Ando y es una lujosa e interesante mezcla de estilos.  

El viaje quedó completo con varias rutas retail por algunos de los barrios más emblemáticos de la ciudad: Saint Germain. Allí conocimos el estudio de Pablo Picasso, el primer café de París, el mítico Procope, la Iglesia de Saint Germain du près, el café de Flore frecuentado por Sartre y Simone de Beauvoir, el centro comercial Le Bon Marché, la tienda de Hermes en el Rive Gauche y el largo y maravilloso recorrido callejeando hasta la torre Eiffel, moderno símbolo romántico de la ciudad. La primera tienda de Coco Chanel y de Balenciaga o el templo donde este último acudía a rezar a diario, muy cerca de la embajada española, terminaron de saciar el apetito de nuestras estudiantes que solo están deseando volver a otro viaje de estudios.

Como conclusión podríamos decir con François Pinault que el arte es “una escuela de humildad, porque nos enseña que la belleza del mundo es inabarcable”

Compartir en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Noticias relacionadas